Ciudad Eten


Historia

Origenes

Origen de los primeros habitantes del extenso valle de Eten. 

Para determinar el origen de los primeros habitantes de este valle, no vamos a remontarnos a la era cuaternaria o antropozoica, que tal vez sin ella esta parte de la tierra no existiría o, si existía, fue también una de las cunas de los primeros hombres americanos; tampoco nos vamos a referir a la era que marca el indio peruano Felipe Huamán Poma de Ayala, que dice que el periodo preincaico se inicia 4 200 años a. de C.; no, simplemente nos referimos a una época poco antes o dentro de lo que señala el historiador español Fernando de Montesinos cuando dice, que "fue por los años 250 a 300 de la Era Cristiana, la llegada de los Chimús a la costa peruana".

Seguramente, pues, que antes de esta época señalada por Montesinos o dentro de ella, ya existían por aquí tribus esparcidas por su extenso valle, llegadas por el mar o emigradas de la sierra dado que sus vestigios de inmensa vegetación en tierras vírgenes, demuestran que ésta tuvo gran atracción al hombre desde época muy remota.

Fundamentos de la antigüedad de la tribu Mochica Etenana.

Podríamos traer a esta ventana de investigación, muchos rayos de luz para que se vea la verdad que nos proponemos comprobar sobre el origen de la tribu mochica etenana, el que seguramente data desde antes o dentro del periodo de los 225 o 300 años a. de C.; pero creemos suficiente indicar lo siguiente:

PRIMERO: Lo que dicen varios historiadores, de que a la muerte de Naylamp en Llampayec (hoy Lambayeque) al producirse la diseminación de su dinastía, un considerable número de familias
tomó rumbo al sur y fijó su residencia en las inmediaciones de la hoy ciudad de Trujillo; por lo que se llega, a que fue la dinastía mochica de Naylamp la cuna de la civilización Chimú de la que habla Montesinos, y que en esa diseminación que está de acuerdo con la llegada de los chimús, o antes junto con el desembarque de Naylamp, desembarcó la tribu de los mochicas etenanos en la playa cerca del morro llamado "Cerro de las Campanas".

SEGUNDO: La tradición de Llampayec que tiene conexión y semejanza con la Tradición de Atín, por su idioma, río, pirámides y panorama.

TERCERO: Esta tradición de Atín que la tomaron los cronistas españoles de los mochicas naturales de Eten, publicadas en algunas monografías, como la del arqueólogo Enrique Bruning, y recordada por varios ancianos del lugar que nos relataron por los años de 1910 a 1915.

NOMBRE DE ETEN

La mayoría de historiadores están
de acuerdo en que el nombre de AETEN o ATIN, que así se escribía y pronunciaba en lenguaje mochica desde comienzo del siglo XVIII y que quiere decir “AMANECER O MUY TEMPRANO”. Con esta posición concuerdan los historiadores Fernando Carrera, Markham, Brunning, Tello Rivero, etc. 

PRIMEROS ETENANOS

Sobre el origen de los primeros etenanos que asentáronse en esta región del Océano Pacífico, no está debidamente comprobado. Muchos arqueólogos creen que procedieron del Asia, otros que llegaron de Oceanía y otros dicen que provienen de los Mayas; el origen posiblemente data 1000 años antes de Cristo. Los historiadores que se refieren al origen de Eten, hacen mención al mito del Caballo de Balboa.